Preparación:

Cortar el pollo en tiras. Mezclar las claras con la fécula de maíz y hundir las tiras de pollo en la mezcla. Calentar el aceite en un wok y cocinar las tiras de pollo de a poco, cuidando que no se peguen.  ¡Ojo, el aceite salpica bastante!.

Para la Salsa:

Colocar todos los ingredientes en una cacerola, menos la fécula que se agregará de a poco, a último momento, disuelta en un poco de fondo. Llevar a hervor.  Revolver hasta que comience a espesar.  Pasar por el chino. Colocar las tiras de pollo en la salsa.  Calentar. Servir con arroz blanco y unas rodajas de limón.

Pollo al limón chino