Comenzar colocando en un bol o sobre la mesada, la harina, junto con la sal, los huevos, leche y la levadura. Amasar hasta lograr una masa suave y homogénea. Cuando la masa ya esté suave agregar la manteca pomada y continuar amasando hasta que quede totalmente incorporada. Dejar puntear hasta que duplique su tamaño. Cuando la masa ya haya alcanzado el doble de su volumen realizar bollitos de entre 30 a 50 grs dependiendo del tamaño que se desee. Dejar leudar hasta que duplique su tamaño en una fuente levemente enharinada para que los bollitos de masa no se peguen. Preparar un baño de fritura a 180ºC y cocinar cada bola de fraile hasta que quede completamente dorada moviendo continuamente para una cocción más pareja. Cuando salen las bolas de fraile del baño de fritura, pasarlas por azúcar y luego realizar un corte y rellenar con dulce de leche o crema pastelera.

Berlinesas bolas de fraile