Colocar el aceite de oliva en una sartén y dorar bien los cubos de cordero. Agregar las cebollas picadas y dejar que se cocinen hasta que queden tiernas. Condimentar con sal y pimienta.Esparcir por encima la harina y tostar levemente.
Verter el vino blanco y dejar que se evapore el alcohol. Agregar el extracto de tomate y el puré de tomate. Tapar y dejar cocinar a fuego bajo por 2 a 3 horas con las ramitas de tomillo, revolviendo de vez en cuando para que no se pegue al fondo.
15 minutitos antes de servir añadir las zanahorias y arvejas.
Rectificar la sazón.

Separadamente hervir las papas enteras con cáscara. Pelar y hacer un puré agregando manteca, leche y crema. Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada.

Para las cebollitas baby glaceadas, colocar las cebollitas peladas enteras en una cacerola con agua hasta la mitad, agregar dos cucharas soperas al ras de manteca y dos de azúcar. Cocinar a fuego medio-alto. Cuando se evapore todo el agua, quedará solo la manteca y azúcar con las cebollas. Cocinarlas hasta que el azúcar comience a caramelizarse y darle un color dorado a las cebollas.

Ahora a probar la receta y contarnos como les sale!!!

Ingredientes

3 C de aceite de oliva
1 kilo de paleta de cordero en cubos ( si no les gusta el cordero pueden utilizar otro tipo de carne)
4 C de harina
40 gr de extracto de tomate
400 gr de puré de tomate
200 cc de vino blanco seco
2 ramitas de tomillo
150 gr de zanahorias baby
200 gr de arvejas
Sal y pimienta a gusto
150 gr de cebollas picadas finamente
Para acompañar:
Cebollas baby glaceadas
Puré de papa cremoso